Vicente Riva Palacio Guerrero
Vicente Riva Palacio Guerrero
Vicente Riva Palacio Guerrero
Mis aficiones
Album de fotos
Curriculum vitae
Mis enlaces favoritos
Imagen
VIDA Y OBRA
Vicente Riva Palacio nació en la ciudad de México el 16 de octubre de 1832. Murió en Madrid el 22 de noviembre de 1896. Hijo del abogado liberal Mariano Riva Palacio, defensor de Maximiliano en Querétaro. Nieto por la línea materna del general insurgente Vicente Guerrero, de quien hereda, junto con el nombre, el espíritu combativo, el amor a las armas y a la Patria.
Ingresó en el colegio de San Gregorio en 1845; se graduó de abogado en 1854. En 1855, después del triunfo liberal de Ayutla, fue regidor del Ayuntamiento de México. Prisionero de Félix Zuloaga en 1858 y de Miguel Miramón en 1859. Diputado en 1856 y 1861. Al ocurrir la Intervención, en 1862, armó por su cuenta una guerrilla para combatirla, al lado del general Zaragoza.
Gobernador del estado de México en 1863. En 1865 es nombrado gobernador de Michoacán. A la muerte del general José María Arteaga, en 1866, se le nombra general en jefe del Ejército del Centro. Asiste en 1867 al sitio de Querétaro. Una gran parte de su vida la pasó en los campamentos militares, la pluma y la espada en las manos. Más de una vez estuvo en prisión, a causa de sus ideas, por orden de sus amigos y de sus enemigos. En 1884, estando preso en Santiago Tlatelolco, escribió una buena parte del segundo volumen de México a través de los siglos y uno de los más hermosos sonetos con que se adorna la lírica mexicana: "Al viento". En colaboración con Juan A. Mateos, compuso dramas; al alimón con Juan de Dios Peza narró en verso la historia y la leyenda de las calles de México. Fue secretario de Estado, gobernador, magistrado de la Suprema Corte de Justicia, periodista de oposición.
En El Ahuizote y El Radical combatió la administración del presidente Sebastián Lerdo de Tejada. Fue redactor de La Orquesta, en la que escribió editoriales, artículos, poesías, y publicó como folletín el relato Cuentos de un loco (1874).
Bajo un nombre de mujer, "Rosa Espino", publicó un volumen de versos, que supuestos críticos y eruditos aplaudieron, mientras Riva Palacio reía desde un rincón. La obra Los ceros, Galería de contemporáneos, es justamente famosa por su variada erudición y el espíritu satírico y burlesco con que está escrita. Sus Cuentos del general se considera una obra clásica, la mejor de cuantas escribió.
En 1886 fue designado ministro de México ante la corte española. Y fue en Madrid un diplomático singular, que alternó con los más célebres ingenios de la corte. Les salió al paso, con sabiduría y gracejo, a aquellos que todavía manifestaban algún resquemor con respecto a México, y a su derecho de ser libre. Así, como quien juega, lo hizo todo el general Riva Palacio.
Escribió novelas históricas inspiradas en el periodo colonial, aprovechándose de los archivos nacionales, de los que tuvo gran parte en sus manos. Con Ignacio Manuel Altamirano intentó darle a la poesía mexicana un sello propio, un espíritu que la caracterizara, que la hiciera nacional. Toda su obra está concebida dentro de este espíritu. Escribió algunas composiciones inspiradas en el paisaje; y también en personajes de nuestras luchas libertarias, a las que llamó romance nacional: una suerte de corridos mexicanos.
En Riva Palacio parece encontrarse el atisbo que define el carácter mexicano y que pudo servir a Pedro Henríquez Ureña para escribir el ensayo sobre el mexicanismo de Juan Ruiz de Alarcón. En efecto, tono menor, vaguedad, melancolía, luz crepuscular, son términos con que Riva Palacio caracteriza el alma mexicana. Sus restos fueron traídos a México en 1936, y reposan en la Rotonda de los Hombres Ilustres.
Publicó: Calvario y Tabor (1868); Monja y casada, virgen y mártir (1868); Martín Garatuza (1868); Las dos emparedadas (1869); Los piratas del Golfo (1869); La vuelta de los muertos (1870); El libro rojo. 1520-1867 (en colaboración con Manuel Payno, Juan A. Mateos y Rafael Martínez de la Torre; 1870); Las liras hermanas (en colaboración con Juan A. Mateos; 1871); Memorias de un impostor, don Guillén de Lampart, rey de México (1872); Historia de la administración de don Sebastián Lerdo de Tejada (1875); Flores del alma, poemas por Rosa Espino (seud.; 1875); Los ceros (1882); México a través de los siglos (Riva Palacio dirigió la obra y escribió el vol. II intitulado "El virreinato. Historia de la dominación española en México desde 1521 a 1808"; 1884-1889); Páginas en verso (1885); Mis versos (1893); Cuentos del general (1896); Un secreto que mata (1917); Tradiciones y leyendas mexicanas (en colaboración con Juan de Dios Peza; 1900). De todas las obras de Riva Palacio existen reediciones.
Nació en México, D. F., el 16 de octubre de 1832; falleció en Madrid, España, el 22 de noviembre de 1896.
Categoría: Correspondiente mexicano de la Real Academia Española.
Escríbeme
Me interesa tu opinión